Hechos 1:8 pero cuando el Ruaj ha kodesj (Espíritu de Santidad) venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de mí, en Jerusalén, en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra.



TRADUCTOR

domingo, 23 de julio de 2017

DE QUE DEPENDE?

DE QUE DEPENDE?



Yaakov  e Esau, ambos tuvieron a Avraham Por Padre.
  • Pero uno fue el Padre de Israel, y el reflejo de lo  espiritual.
  • Esau  Padre de Edom, el desprecio las cosas espirituales, reflejo de la  destrucción final.

Yahoshua y Koraj tuvieron a Moshe sobre sus vidas

-           Pero uno fue su sucesor para gobernar sobre Israel.
-           Y el otro murió por seguir su perversa causa


David y Shaul fueron ungidos por el mismo profeta, Shemuel.
  • Pero solo un fue llamado conforme al corazón de  Hashem.
  • Shaul  murió por causa de su desobediencia.


Shlomo y  Avshalom, tuvieron el mismo padre, David ha Melej.

-           Pero uno fue llamado a construir el Bet haMikdash
-           Y el otro murió a causa  de la rebelión en contra su Padre.


Iojanan y Yehuda (Iscariote) tuvieron el mismo Gran Maestro,  Yeshua.

-           Pero uno fue llamado el amado por el Mashiaj.
-           el otro,  su  traición lo llevo a la  horca.


Entonces ¿De qué depende?

De un verdadero cambio de  vida….


Todos los que están en segundo lugar  FRACASARON.


No depende del Padre, del Profeta, del Maestro, del Líder, de la Sinagoga, etc.

El  problema no son ellos.


Si  tu vida, si tu actitud, si tu carácter, no son transformados en tu ser interior, 
siempre  serás la misma persona.

jueves, 22 de junio de 2017

La vida sin amor en Yeshua te lleva a tener estos defectos:

La vida sin amor en Yeshua te lleva a tener estos defectos:


La inteligencia sin amor, te hace perverso.

La Justicia sin amor, te hace hipócrita.

El éxito sin amor, te hace arrogante.

La riqueza sin amor, te hace avaro.

La pobreza sin amor, te hace orgulloso.

La verdad sin amor, te hace hiriente.

La autoridad sin amor, te hace tirano.

El trabajo sin amor, te hace esclavo.

La tefila sin amor, te hace introvertido.

La Tora sin amor, te esclaviza.

Los mitzvot sin amor, se convierte en tortura.

La vida sin amor, no tiene sentido.

Si la tratas como un trapo de piso. Tu seras una escoba.

jueves, 1 de junio de 2017

SHAVUOT: LA FESTIVIDAD DELAS SEMANAS



 Shavuot: La Fiesta de las Semanas

“Tres veces al año me celebraréis fiesta.”
Éxodo 23:14
Shavuot o Shavuos (con pronunciación ashkenazí) es una de las tres fiestas de peregrinaje llamadasShalosh Regalim (tres pies). Se llaman de esta forma porque se tenía que subir a Jerusalén tres veces al año para ofrecer sacrificios y ofrendas de acción de gracias por las cosechas.
“También celebrarás la Fiesta de las Semanas, es decir, los primeros frutos de la siega del trigo . . .”
Éxodo 34:22a
Shavuot” quiere decir “semanas” y es uno de los nombres hebreos que recibe esta Fiesta, también es llamada: Jag HaShavuot, la Fiesta de las Semanas, en griego recibe el nombre de “Pentecostés” (quincuagésimo). Es llamada de esta forma porque Dios ordena contar 50 días a partir del Día de la Primicias - Yom HaBikkurim (después del día de reposo) hasta la celebración de Shavuot.
“Siete semanas contarás; comenzarás a contar siete semanas desde el momento en que empieces a meter la hoz a la mies. Entonces celebrarás la Fiesta de las Semanas al SEÑOR tu Dios con el tributo de una ofrenda voluntaria de tu mano, la cual darás según el SEÑOR tu Dios te haya bendecido. Y te alegrarás delante del SEÑOR tu Dios, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, el levita que habita en tus ciudades, y el forastero, el huérfano y la viuda que están en medio de ti, en el lugar donde el SEÑOR tu Dios escoja para poner allí su nombre.”
Deuteronomio 16:9-11

"Contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que trajisteis la gavilla de la ofrenda mecida; contaréis siete semanas completas. "Contaréis cincuenta días hasta el día siguiente al séptimo día de reposo; entonces presentaréis una ofrenda de espiga tierna al SEÑOR.”
Levítico 23:15 y 16


“La Torá NO menciona la fecha en la que se celebra Shavuot, lo único que nos dice es que se debe contar 50 días después del “día de reposo”, pero los saduceos y los fariseos no se pusieron de acuerdo en la interpretación de este “día de reposo”, los saduceos afirmaban que se trataba del shabat semanal, por tanto, la expresión “después del día de reposo” se refería al domingo de la semana de la Fiesta de los Panes sin levadura, mientras que los fariseos enseñaban que el “día de reposo” NO era el shabat semanal, sino el primer día de la Fiesta de los Panes sin levadura (15 Nisán), por tanto, contaban (y cuentan) desde el día 16 de Nisán llegando a la fecha del 6 de Siván para la celebración de Shavuot.”

Es la única Fiesta que debemos anticipar a través de la cuenta de los 50 días (7 semanas), está cuenta recibe el nombre de la “Cuenta del Ómer” (Sefirat HaOmer). El ómer era una medida usada para los granos (Os. 3:2).

 el Rabino Najman nos enseña lo siguiente de la Sefirat HaOmer:
“Los cuarenta y nueve días de Sefirat HaOmer (la Cuenta del Ómer) corresponden a las cuarenta y nueve Puertas de la Teshuvá (del Arrepentimiento / Retorno). Estas cuarenta y nueve puertas se corresponden a su vez con las cuarenta y nueve letras que conforman los nombres de las Doce Tribus. Así, cada tribu tiene puertas individuales para cada uno de sus miembros, de modo que todos puedan retornar a Dios a través de su propia puerta. Y existe también la puerta cincuenta, la puerta más elevada: SHAVUOT. Esta puerta es, si así pudiera decirse, la Teshuvá, el “Retorno”, de Dios. Y cada persona puede llegar a su puerta individual mediante los Tehilim (Salmos). De modo que debemos recitar los Salmos durante los cuarenta y nueve días de la Sefirat (Cuenta) al igual que durante todos los días de Teshuvá (el mes de Elul, Rosh HaShaná). Esto nos llevará a nuestra Puerta del Retorno. Y, alcanzando esto, mereceremos la pureza y el retorno a Elohim. El que estos cuarenta y nueve días sean los más propicios para recitar los Salmos y arrepentirse es algo que aprendemos del comienzo del libro del Éxodo. El versículo dice: “Éstos son los nombres de los Hijos de Israel que descendieron a Egipto; cada hombre con su mujer, ellos llegaron”. En hebreo las últimas letras de estas palabras conforman las palabras Tehilim (los Salmos) y Teshuvá (el arrepentimiento- Retorno).”
En el libro “Preguntas y respuestas sobre Judaísmo” la escritora nos da un detalle muy interesante de las 7 semanas de la Cuenta del Ómer, veamos:
“. . . Las siete semanas bien pueden ser vistas como un tiempo de crecimiento espiritual sistemático, una forma de transición desde su estado de esclavitud en Egipto hacia un estado ideal de libertad representado por la entrega de la Torá en la Festividad de Shavuot, que tiene lugar 49 días después de la libertad física por medio del Éxodo.”
Otro nombre que recibe esta fiesta es Jag HaBikkurim, la Fiesta de las Primicias (Primeros Frutos).
"También, el Día de los Primeros Frutos, cuando presentéis una ofrenda de cereal nuevo al SEÑOR en vuestra Fiesta de las Semanas, tendréis santa convocación; no haréis trabajo servil.
Números 28:26
En Éxodo 13:2 vemos que los primogénitos de los hombres y de los animales pertenecen al Señor, en este Fiesta también se pone de manifiesto que los primeros frutos también pertenecen al Señor.
Otro nombre que recibe esta fiesta es Jag HaKatsir, la Fiesta de la Siega.
“También guardarás la Fiesta de la Siega de los primeros frutos de tus labores, de lo que siembres en el campo . . .”
Éxodo 23:16
En esta Fiesta se recogían y se dedicaban los primeros frutos de la cosecha del trigo, se celebraba la provisión y la bendición de Dios.
Cuando se presentaban las primicias se declaraba lo siguiente:
"Ahora, he aquí, he traído las primicias de los frutos de la tierra que tú, oh SEÑOR, me has dado."
Deuteronomio 26:15
Esta Fiesta también está marcada por la alegría.
“Y te alegrarás, tú y también el levita y el forastero que está en medio de ti, por todo el bien que el SEÑOR tu Dios te ha dado a ti y a tu casa.”
Deuteronomio 26:16
Muchas veces NO nos alegramos pensando en lo que no tenemos, por eso, el Eterno nos dice que consideremos lo que SÍ tenemos y nos alegremos por ello.
Dios quiere que nos alegremos con todo lo que él nos ha dado porque él nos da todas las cosas para que las disfrutemos.
“. . . nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutemos.”
I Timoteo 6:17
El creyente tiene muchos motivos para alegrarse, por eso Pablo nos dice:
“Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez lo diré: ¡Regocijaos!”
Filipenses 4:4

Los rabinos dieron un nombre especial a esta época: Zemán Matán Toratenu, “La época de la entrega de nuestra Torá”, los rabinos afirmaron que la entrega de la Torá coincidió con la celebración de esta Fiesta, el 6 de Siván (según la interpretación de los fariseos llegada hasta nuestros días). La Biblia NO especifica cuándo fue entregada la Torá, pero la afirmación de los rabinos es viable. Actualmente, su aspecto agrícola prácticamente ha desaparecido, por eso el énfasis de esta Fiesta es la entrega de la Torá en el Monte Sinaí (de hecho, este fue el énfasis principal a partir del 70 d.C.). Nuestros sabios nos dicen que Dios escogió el Monte Sinaí (Har Sinai) por dos razones:
1.      Como el Monte Sinaí está en el desierto nadie puede decir que el desierto es suyo, por tanto, la Torá fue entregada en un lugar neutro, un lugar sin propietario para que nadie pueda afirmar que la Torá fue dada a un Pueblo en concreto.

2.      Todos los montes de la región querían ser elegidos para que la Torá fuese entregada en ellos, pero el Monte Sinaí no se sentía digno, por eso el Eterno eligió al Monte Sinaí, por su gran humildad. Por la misma razón la Torá fue entregada a Moisés ya que era un hombre “muy humilde, más que cualquier otro hombre sobre la faz de la tierra” (Nm. 12:3).
Es curioso que nuestros sabios hayan dado el nombre de “Matán Torá”, la Entrega de la Torá, a esta fiesta y no “recepción de la Torá”, esto lo explican diciendo que la entrega fue para todos por igual, pero cada persona recibe la Torá de forma distinta con sus propias interpretaciones y aplicaciones. Rabí Isaac Meir de Gur dijo algo muy interesante:
“¿Por qué se denomina la fiesta de Shavuot “El tiempo de la entrega de la Torá” y no “El tiempo de del recibimiento de la Torá”? Porque la entrega de la Torá se hizo en el Monte Sinaí, mientras que el recibimiento de la misma es cosa de todos los días y de todos los tiempos.”
Otro nombre rabínico para esta Fiesta es Atséret que significa “conclusión” “culminación” o “final”, los rabinos ven la Fiesta de las Semanas como la conclusión de la Fiesta de Pesaj, de hecho la cuenta del ómer nos indica la existencia de una relación entre dichas fiestas, una de las enseñanzas que podemos sacar de esta relación es que el Dios que nos sacó de Egipto es fiel para bendecir nuestra cosecha. Otra enseñanza es que hemos sido liberados de Egipto (Pesaj) para poder recibir la Torá (Shavuot).
El término griego “Pentecostés” aparece en la Septuaginta y fue usado por las comunidades judías de habla griega y muchos creyentes en Yeshua. Todos los primeros creyentes guardaban la Fiesta de las Semanas / Pentecostés, debemos recordar que todos eran judíos.
“Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un mismo lugar.”
Hechos 2:1

“Porque Pablo había decidido dejar a un lado a Éfeso para no detenerse en Asia, pues se apresuraba para estar, si le era posible, el día de Pentecostés en Jerusalén.”
Hechos 20:16

“Pero me quedaré en Éfeso hasta Pentecostés . . .”
I Corintios 16:8
En esta Fiesta debían ser presentados dos panes (Lejem tenufah):
"Traeréis de vuestras moradas dos panes para ofrenda mecida, hechos de dos décimas de un efa; serán de flor de harina, amasados con levadura, como primeros frutos al SEÑOR.
Levítivo 23:17
Muchos estudiosos creyentes afirman que estos dos panes representan a los judíos creyentes en Yeshua (ramas naturales) y los gentiles creyentes en Yeshua (ramas injertadas), la levadura nos indica que, tanto los judíos como los gentiles, hemos cometido pecado, pero Dios nos acepta por medio del sacrificio de Yeshua, el Cordero de Dios. Otros creyentes afirman que los dos panes representan las dos casas de Israel. La tradición rabínica afirma que estos dos panes representan el doble aspecto de la Torá: la Torá Escrita y la Torá Oral.
COSTUMBRES
-         En Shavuot los niños comenzaban el aprendizaje de las letras hebreas a la edad de 5 años, se traían los niños al maestro y el maestro los tomaba en sus brazos reflejando y simbolizando el siguiente versículo:
“Yo con todo eso enseñaba a andar al mismo Efraín, tomándole de los brazos . ..”
Oseas 11:3
El Maestro mostraba a los niños las letras del alfabeto en una tabla y en dicha tabla ponía miel, después de repetir las letras los niños se comían la miel, los niños desde pequeños debían entender la gran importancia de las letras y su relación con la Torá.
-         Se adornan las casas y las sinagogas con flores, hierbas aromáticas y ramas de árboles, esto se hace como recuerdo del carácter agrícola de esta fiesta y de las primicias que se ofrecían, también se enseña que esta costumbre se lleva a cabo porque el monte Sinaí floreció el día de la entrega de la Torá. El perfume que desprenden las flores y las hierbas aromáticas nos recuerda que cada palabra que salía de la boca de Dios llenaba de perfume el mundo. 

-         En Shavuot se lee el libro de Rut y Éxodo 19 y 20 poniendo un gran énfasis en la lectura de los 10 mandamientos. El libro de Rut es leído porque tiene el trasfondo de la cosecha, también porque el compromiso que tomó Rut de seguir al Dios de Israel es comparado con el compromiso establecido entre el Pueblo de Israel y Dios en la entrega de la Torá en el Monte Sinaí cuando todos afirmaron: “naasé venishmá” que significa “Haremos y escucharemos”. Otra de las posibles razones es porque el Rey David desciende de Rut y, según la tradición, David nació y murió en Shavuot.
-         Se suele comer fruta, productos lácteos y miel para recordar la dulzura de la Torá, la Palabra de Hashem es dulce.
“. . . miel y leche hay debajo de tu lengua, y la fragancia de tus vestidos es como la fragancia del Líbano.”
Cantar de los Cantares 4:11

¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!
Más que la miel a mi boca.”
Salmo 119:013
Otra razón por la cual se come productos lácteos es porque las leyes de Kashrut (alimentos) acababan de ser dadas y el Pueblo de Israel no tenía preparada la carne según dichas leyes.


 PARALELISMOS ENTRE LA ENTREGA DE LA TORÁ Y EL DERRAMAMIENTO DEL RUAJ HA KODESH (ESPÍRITU SANTO) EN SHAVUOT

ENTREGA DE LA TORÁ / SHAVUOT
DERRAMAMIENTO DEL ESPÍRITU / SHAVUOT
Mandamientos escritos en tablas de piedra.
Mandamientos escritos en las tablas del corazón.
Escritos por el dedo de Dios.
Escritos por el Espíritu de Dios.
Recibimos la Letra de la Ley.
Recibimos el Espíritu de la Ley.
Hubo fuego sobre el Monte Sinaí.
Hubo fuego sobre los creyentes.
3000 personas murieron.
3000 personas recibieron vida espiritual.
Fue en el Monte Sinaí.
Fue en el Monte de Sión.


“Cuando llegó el día de Pentecostés (Shavuot) estaban todos juntos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados, y se les aparecieron lenguas como de fuego que, repartiéndose, se posaron sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba habilidad para expresarse.”
Hechos 2:1-4
En el primer Shavuot del Nuevo Pacto se produjo el comienzo del derramamiento del Espíritu Santo sobre toda carne prometido por Joel:
“Y sucederá que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne; y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, vuestros jóvenes verán visiones. Y aun sobre los siervos y las siervas derramaré mi Espíritu en esos días.”
Joel 2:28 y 29
El apóstol Pedro lo confirma con sus propias palabras:
“Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días.”
Hechos 2:14-18
A partir de este Shavuot que fue la culminación (Atséret) del Nuevo Pacto iniciado en Pesaj, el Espíritu Santo NO sería solamente dado a los reyes, sacerdote y profetas (estos eran los ungidos de Dios en el Tanaj), a partir de ahora, TODOS podemos recibir el poder del Espíritu Santo, es decir, al unción derramada de Dios. Poder ¿para qué? . . . Para ser testigos de Yeshua, para proclamar lo que hemos oído, visto y experimentado de Yeshua . . .

“recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”
Hechos 1:8

“He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.” Lucas 24:49
Ahora el Espíritu Santo nos ayuda a llevar a cabo la Palabra y la Voluntad de Dios, el Espíritu Santo nos capacita para poder llevar el mensaje de Yeshua a todas las naciones, la entrega de la Torá (Matán Torá) marcó al Pueblo de Dios, pero también el derramamiento del Espíritu Santo ha marcado a Su Pueblo, gracias a Matán Ruaj podemos experimentar la presencia, el poder y la vida de Dios fluyendo en nuestro interior.
“El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: "De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva." Pero Él decía esto del Espíritu, que los que habían creído en El habían de recibir; porque el Espíritu no había sido dado todavía, pues Yeshua aún no había sido glorificado.”
Juan 7:38 y 39
Hombres débiles y cobardes se convirtieron en hombres poderosos y valientes gracias al Espíritu Santo . . . hombres que caminan en una nueva dinámica de fe y en una nueva dimensión espiritual . . .
“Mas esto es lo dicho por el profeta Joel:
Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños;
Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días.”

¡Qué bueno es estar viviendo en “aquellos días”!
Baruj Atá Adonai Notén haTora
Bendito eres tú Señor dador de la Torá

Baruj Atá Adonai notén haRuaj haKodesh
Bendito eres tú Señor dador del Espíritu Santo

 JAG  SHAVUOT  SAMEAJ