Hechos 1:8 pero cuando el Ruaj ha kodesj (Espíritu de Santidad) venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de mí, en Jerusalén, en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra.



TRADUCTOR

jueves, 6 de noviembre de 2014

MAS QUE PALABRAS


NO IMPORTA DE DONDE VENGA.....SINO EL MENSAJE QUE NOS DEJA......

domingo, 18 de mayo de 2014

ELOHIM YAHWEH Y SU HIJO, EL MASHIAJ YAHSHUA

ELOHIM YAHWEH  Y SU HIJO, EL MASHIAJ YAHSHUA

 

 

CONOCIENDO LAS VERDADES DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS

 

 

 

Las deidades; invenciones  paganas  y humanas


En la mitología griega y romana era común la muerte de los dioses. Aquiles, por ejemplo, murió de un flechazo recibido en un talón. Así que si le pudiéramos decir a uno de aquellos paganos romanos que el Todopoderoso del cielo, Yahwéh, murió en un madero en Palestina, el pagano no tendría el menor reparo en aceptar eso como un hecho.

Sin embargo, la verdad es que el Todopoderoso Yahwéh no es en nada parecido a aquellas deidades mitológicas de la era de la ignorancia. Yahwéh sencillamente no puede morir.    El profeta Habacuc dijo por inspiración: "¿No eres tú desde el principio, oh Yahwéh, Poderoso mío, Santo mío? Tú no mueres”. (Habacuc 1:12. Reina-Valera traduce “No moriremos,” pero el hebreo antiguo decía “tú no mueres”.)

La Versión Popular traduce: “mi Poderoso santo e inmortal;” la Nueva Bíblia Inglesa dice: “Tú eres inmortal”. La versión Reina‑Valera falla en captar el sentido de este pasaje, en el que los escribas cambiaron el texto hebreo para que dijera “no moriremos” en lugar de “tú no mueres”. Para evitar usar la palabra muerte en relación con Yahwéh.

La conclusión es lógica e inevitable si nos atenemos honradamente a las Escritura Inspiradas es esta: Si Yahwéh es un ser inmortal, no puede morir; entonces no fue Yahwéh quien murió en el Gólgota, tuvo que haber sido un ser mortal. Ese fue el hombre Yahshúa, el Hijo unigénito de Yahwéh. ¿Quién fue él en realidad?



Conociendo al Padre y al Hijo

Las nuevas explicaciones trinitarias, y neo‑trinitarias pretenden ahora demostrar que cuando en los Escritos Apostólicos (Nuevo Testamento) se habla del Padre, no se refiere a otra persona distinta del Hijo sino al Hijo mismo; en otras palabras, el Padre es Yahshúa mismo. Hacen toda clase de maniobras lingüísticas para hacer parecer como que las Escrituras dicen que Yahshúa es aquel a quien se le llama “el Padre”.

Vamos a considerar ahora dos aspectos sencillos del tema: primero, lo que dice la Escritura sobre la relación del Padre y el Hijo, y luego un análisis serio de los pasajes que el trinitarismo usa con pericia de cirujano para apoyar su idea de que Yahshúa es el Padre.

“Cuando Yahshúa llegó a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus discípulos: ‘¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?’ Ellos contestaron: ‘Algunos dicen que Juan el bautista; otros dicen que Elías, y otros dicen que Jeremías o algún otro profeta.’ ‘Y ustedes, ¿quién dicen que soy?’ Les preguntó. Simón Pedro le respondió: ‘Tú eres el Mesías, el Hijo del Poderoso viviente’”.

¿Y qué le dijo el Maestro? Acaso le dijo: "No, yo no soy el Hijo, yo soy el Padre"? Al contrario: “Entonces Yahoshúa le dijo:’Dichoso tú, Shimón, hijo de Jonás, porque ningún hombre te ha mostrado esto, sino mi Padre que ESTÁ EN EL CIELO” (Mat. 16:13‑17 Versión Popular).

¿Se da cuenta? Los hombres, mediante razonamiento humano, han llegado a toda clase de conclusiones respecto al Maestro de Nazaret: la antigua herejía gnóstica decía que Yahshúa no era en verdad humano sino un espíritu puro disfrazado de humano; ahora la nueva herejía unitaria dice que Yahshúa no era el Hijo de Yahwéh, sino Yahwéh mismo "disfrazado" de hijo. ¿Por qué no se acaba de entender de una vez lo que los verdaderos adoradores han entendido siempre? Hay una razón:

"En aquel tiempo Yahshúa dijo: ‘Te alabo, Padre (¿con quién hablaba?), Soberano del cielo y de la tierra, porque has mostrado a los sencillos las cosas que escondiste de los sabios y entendidos. Sí, Padre, porque así lo has querido. Mi padre me ha entregado todas las cosas, NADIE CONOCE REALMENTE AL HIJO, SINO EL PADRE; Y NADIE CONOCE REALMENTE AL PADRE, SINO EL HIJO y aquellos a quienes el Hijo quiera darlo a conocer”. ‑Mat. 11:25‑27.

¡Qué interesante! Cuando Simón le dijo al Maestro “Tú eres el Hijo”, el Maestro le replicó: “Eso te lo ha mostrado mi Padre que está en el cielo”. Esto quiere decir que Simón sí conocía realmente al Hijo porque el Padre se lo había revelado; de modo que cuando dijo que aquel que estaba frente a él era el Hijo de Uno que estaba en el cielo, estaba diciendo la verdad, porque la aprendió nada menos que por revelación del Padre.

Hace un tiempo oí a un neo‑trinitario explicar que en Efesios 3:14 la frase “de nuestro Maestro Yahshúa Mesías” fue añadida al texto por los traductores pero que está ausente en los manuscritos más antiguos, en los que dice solamente: “doblo mis rodillas ante el Padre”. Entonces procedió a citar otro pasaje donde se dice que todos doblarán la rodilla ante Yahshúa; y de esta cirugía exegética concluyó el caballero, sin más ni más, que Yahshúa es el Padre. ¡Qué grandes descubrimientos pueden hacer los sabios!

Nosotros no queremos tener nada que ver con declaraciones pseudo‑teológicas como esas. El caballero presentó un testigo y lo hizo hablar como él quiso. Ahora queremos presentar al lector una nube de testigos y dejaremos que hablen como ellos quieran. 

 


El Testimonio del Mesías mismo



* Mateo 20:23. “...el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me corresponde a mí darlo, sino que se le dará a aquéllos para quienes mi Padre lo ha preparado”. 

* Mateo 24:36. “En cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni aun los ángeles del cielo, ni el Hijo. Solamente lo sabe el Padre”. (¿Cómo es posible que el Padre sepa algo que el hijo no sabe si son la misma persona? Esto no sólo indica la diferencia entre el Padre y el Hijo sino también la supremacía del Padre y las limitaciones del Hijo).

* Juan 5:17. “Pero Yahshúa les dijo: "Mí Padre siempre ha trabajado, y yo también trabajo”. (¿Ve usted aquí a un trabajador o a dos?).

* Juan 5:19. “Yahshúa les dijo: 'Les aseguro que el Hijo no puede hacer nada por su propia cuenta; solamente hace lo que ve hacer al Padre. Todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo. 20 Pues el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que hace... 21 Porque así como el Padre resucita a los muertos y les da vida, también el Hijo da vida a quienes quiere dársela. 22 Y el Padre no juzga a nadie, sino que le ha dado al Hijo todo el poder de juzgar, 23 para que todos den al Hijo la misma honra que dan al Padre. El que no honra al Hijo, tampoco honra al Padre, que lo ha enviado. 26 Porque así como el Padre tiene vida en si mismo, así también HA HECHO QUE EL HIJO TENGA VIDA EN SI MISMO... 30 Yo no puedo hacer nada por mi propia cuenta. Juzgo según el Padre me ordena, y mi juicio es justo, pues no trato de hacer mi voluntad sino la voluntad del Padre, que me ha enviado. 43 Yo he venido en nombre de mi Padre... 45 No crean que yo los voy a acusar delante de mi Padre; el que los acusa es Moisés”.

* Juan 6:37. “Todos los que el Padre me da vienen a mí; y a los que vienen a mí, no los echaré fuera. 38 Porque yo no he venido del cielo para hacer mi propia voluntad, sino para hacer la voluntad de mi Padre, que me ha enviado. 57 El Padre que me ha enviado tiene vida, Y YO VIVO POR ÉL;  De la misma manera, el que se alimenta de mí vivirá por mí”.

(¿Notó bien? El Hijo recibe vida del Padre. Por eso es que uno es padre y el otro es hijo; de otro modo no tendría sentido la relación. Yahshúa nunca habló de su poder y autoridad como posesiones inherentemente suyas. Siempre hizo claro que todo su poder y autoridad le fueron dados por su Padre Yahwéh. Y de la misma manera que él vive por el Padre, los suyos vivirán por él.)

 * Juan 8:38. “Yo hablo lo que mi Padre me ha mostrado, y ustedes hacen lo que su padre les ha dicho... 40 Sin embargo, aunque les he enseñado la verdad que EL PODEROSO ME HA ENSEÑADO, ustedes quieren matarme... 42 ... No he venido por mi propia cuenta, sino que el Poderoso me ha enviado. 43 ¿Por qué no pueden ustedes entender mi mensaje? Pues simplemente porque no quieren escuchar mi palabra. 50 Yo no quiero que me honren, aunque hay ALGUIEN que quiere que se me honre, y él juzga”.

* Juan 8:54. “Si yo me honro a mí mismo mi honra no vale nada. Pero el que me honra es mi Padre, el mismo que ustedes dicen que es su Poderoso”.   (¿Quién era el Poderoso de los judíos? Yahwéh, ¿verdad?  Pues Yahshúa está diciendo que ese es su Padre.)

* Juan 10: 14, 15. “Yo soy el buen pastor. Así como mi Padre me conoce a mí y yo conozco a mi Padre, así también yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí”. 

* Juan 12:49. “Y si Yahwéh me apartó y me envió al mundo, ¿cómo pueden ustedes decir que lo he ofendido porque dije que soy hijo de Yahwéh?”

* Juan 12:49. “Porque yo no hablo por mi propia cuenta; el Padre que me ha enviado me ha ordenado lo que debo decir y enseñar. 50 Yo sé que el mandato de mi Padre es para vida eterna. Así, pues, lo que yo digo, lo digo como el Padre me ha ordenado”.

* Juan 14:28. “...Si de veras me amaran, se habrían alegrado al saber que voy al Padre, porque ÉL ES MÁS QUE YO”.

* Juan 17:4,5 “Yo te he glorificado aquí en el mundo, pues he terminado lo que me mandaste hacer. Ahora, pues, Padre, dame en tu presencia la misma gloria que yo tenía contigo desde antes que existiera el mundo. 6 A los que escogiste del mundo para dármelos, les he hecho saber quién eres.. 7 Ahora saben que todo lo que me diste viene de ti; 8 pues les he dado el mensaje que me diste, y ellos lo han aceptado. Se han dado cuenta de que en verdad he venido de ti, y han creído que tú me enviaste”.
  


El Testimonio de los Enviados (apóstoles)


Con el testimonio del Mesías mismo en cuanto a quién es él y quién es el Padre debería ser suficiente; pero como hay quienes aún parece que no le creen, vamos a ver si a los apóstoles les creen:

* Romanos 1:9. “Yahwéh, a quien yo sirvo con todo mi corazón anunciando el mensaje de su Hijo, es testigo de que continuamente los recuerdo en mis oraciones”.

* Romanos 15:6. "Para que todos juntos, a una sola voz, alaben al Poderoso y Padre de nuestro Maestro Yahshúa Mashiaj”.

* 1 Corintios 11:3 “Pero quiero que entiendan que el Mesías es cabeza de cada hombre, y que el esposo es cabeza de su esposa, así como Yahwéh es cabeza del Mesías”.

(¿Qué significa el que el hombre sea cabeza de su esposa? ¿No es que el hombre tiene autoridad sobre su esposa en el arreglo divino? Pues así Yahwéh tiene autoridad sobre el Mesías, por ser su Padre).

* l Corintios 15:24. “...Entonces vendrá el fin, cuando el Mesías derrote a todos los dominios, autoridades y poderes, y entregue el reino al Poderoso Padre... 7 Porque Yahwéh lo ha sometido todo debajo de sus pies. Pero cuando dice que todo le ha quedado sometido, es claro que esto no incluye a Yahwéh mismo, ya que Él es quien le sometió todas las cosas. 28 Y cuando todo haya quedado sometido al Mesías, entonces el Mashiaj, que es el Hijo, se someterá a Yahwéh, que es quien sometió a él todas las cosas. Así, Yahwéh será todo en todo”.  (¿Podría alguien quererlo más claro?)

* Gálatas 1:1 "Yo, Pablo, soy un apóstol, no enviado ni nombrado por los hombres, sino por Yahshúa el Mashiaj mismo Y POR YAHWEH EL PADRE, que lo resucitó... 3 Que Yahwéh. Nuestro Padre y el Maestro Yahshúa Mesías DERRAMEN [plural] su gracia y su paz sobre ustedes”.

* Colosenses 1:15. "El Mashiaj es la imagen visible de Yahwéh, que es invisible; es su Hijo primero, anterior a todo lo creado. POR MEDIO DE ÉL, YAHWÉH CREÓ TODO lo que hay en el cielo y en la tierra”.

* 1 Pedro 1:16. "Si ustedes llaman 'Padre' a Yahwéh, que juzga a cada uno ... 18 Pues Yahwéh los ha salvado a ustedes ... 19 con la sangre preciosa del Mesías”.
  


¿Quién es el Anti‑Mesías?


* 1 Juan 1:3. "Les anunciamos, pues, lo que hemos visto y oído, para que ustedes estén unidos con nosotros, como nosotros estamos unidos con el Padre y con SU HIJO Yahshúa el Mesías. "

* 1 Juan 2:1 "Si alguno comete pecado, tenemos un abogado ante el Padre, que es Yahshúa el Mesías”.

* 1 Juan 2:22. “¿Quién es el mentiroso? Precisamente el que dice que Yahshúa no es el Mesías. Ese es el enemigo del Mesías [anti-Mesías], pues niega tanto al Padre como al Hijo. 23 Cualquiera que niega al Hijo tampoco tiene al Padre; pero el que se declara a favor del Hijo, tiene también al Padre. 24 Por eso, guarden ustedes en su corazón el mensaje que oyeron desde el principio; y... también ustedes permanecerán unidos con el Hijo y con el Padre”. [Todavía 1+1=2]

* 1 Juan 4:14,15. “Y nosotros mismos hemos visto y declaramos que EL PADRE envió a SU HIJO para salvar al mundo. 15 Cualquiera que reconoce que Yahshúa es EL HIJO de Yahwéh, vive en Yahwéh y Yahwéh en él”.

* 2 Juan 3. Que Yahwéh el Padre, y Yahshúa Mesías, HIJO DEL PADRE, [1+1=2] derramen [plural] su gracia sobre ustedes”.
  

1 Juan 5:5 ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Yahshúa es el Hijo de Elohim? 6 Este es Yahshúa el Mashíaj, el que vino por agua y sangre; no por agua solamente, sino por agua y sangre. Y el espíritu es el que da testimonio, porque el espíritu es la verdad. 7 Porque tres son los que dan testimonio: 8 el  espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan en uno.


¿A quién hay que adorar?

El Gran maestro nos enseña claramente a quién hay que adorar como nuestro Poderoso, al mismo a quien él adoraba, como judío que era:


 El Mesías adoraba al Padre:

“Llega la hora en que ustedes adorarán AL PADRE sin tener que venir a este monte ni ir a Jerusalén. 22 Ustedes [los samaritanos] no saben a quién adoran; pero nosotros [los judíos] sabemos a quién adorarnos, pues la salvación viene de los judíos. 23 Pero llega la hora, y es ahora mismo cuando los que de veras adoran al Padre lo harán de un modo verdadero, conforme al Espíritu del Poderoso. Pues el Padre quiere que así lo hagan los que lo adoran”. (Juan 4:21‑23)

“Y la vida eterna consiste en que te conozcan a ti, el ÚNICO PODEROSO VERDADERO, y a Yahshúa Mashiaj, a quien tú enviaste”. (Juan 17:3).



Los apóstoles adoraban al Padre:


“Pues aunque en el cielo y en la tierra existan esos llamados poderosos y en ese sentido hay muchos poderosos y muchos soberanos, 6 PARA NOSOTROS NO HAY MAS QUE UN SOLO PODEROSO, EL PADRE,... Y hay también un solo soberano, Yahshúa el Mashiaj (1 Cor. 8: 5,6).

[Uno más uno = dos personas; pero uno de ellos es nuestro Poderoso y el otro es nuestro soberano, es decir, nuestro rey]. 


La prueba de fuego

Hay un par de pasajes en el Nuevo Testamento tocante a los cuales deseamos extender una amistosa invitación a los amigos que creen en la teoría trinitaria. Si esos dos pasajes apoyan su idea de la trinidad, tienen una victoria. Pero si no, los invitamos a apegarse a la verdad de las Escrituras Inspiradas. He aquí los pasajes; vamos a citarlos, pero usted puede leerlos en su propia Biblia:

“El Poderoso de Abraham, de Isaac, y de Jacob, el Poderoso de nuestros padres.”. [Un momento; hagamos un paréntesis: ¿Quién es ese Poderoso?
En Shemot (Éxodo) 3: 15 se identifica como “Yahwéh, el Poderoso de vuestros padres….... “ha glorificado a SU HIJO YAHSHÚA, al cual vosotros entregasteis”. (Hechos 3:13 VRV).

¿Se da cuenta de lo que dice aquí? Pedro está diciendo que el Poderoso de Abraham (o sea, Yahwéh) envió a SU HIJO YAHOSHÚA. Entonces el Poderoso de Israel tiene un Hijo que se llama Yahshúa. Además, en el capítulo 2:32 dice que "a este Yahshúa lo resucitó Yahwéh," y en el verso 36 dice que “a este Yahshúa a quien vosotros ejecutasteis, YAHWÉH lo ha hecho Gobernador y Mashiaj”.

En el capítulo 4:24‑27, los apóstoles oran al Omnipotente y lo invocan así: "Soberano Yahwéh tú eres el Poderoso que hizo el cielo y la tierra”. [¿A quién se referían, al Padre o al Hijo?] “Los príncipes se juntaron en uno contra Yahwéh y contra su ungido. Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Yahoshúa, a quien tú UNGISTE”.

¿Se da cuenta? El Padre mencionado aquí es Yahwéh. Y si Yahshúa fuera Yahwéh, como dicen los unitarios, entonces ¿quién es el Ungido? Pedro, por inspiración, evita toda confusión: Yahwéh es el Padre, y Yahshúa es su Hijo, el Ungido, es decir, el Mesías. De manera que es claro que en la mente de los apóstoles no existía esa idea de que Yahwéh y Yahshúa, o sea, el Padre y el Hijo sean la misma persona. Ellos hacían una distinción clara y precisa entre los dos.

Y no solo eso; si los que saben un poco de griego hubieran cotejado esos pasajes con el texto original, habrían sabido que en esos dos textos no se le llama a Yahshúa “Hijo” (aunque en otros pasajes sí) sino que se le llama "Siervo" de Yahwéh. La palabra griega en este caso es paidós, y en la moderna Versión Popular, como en muchas otras, se ha traducido como “Siervo”.

Si estos pasajes no convencen a los trinitarios y unitarios,  de que Yahwéh y Yahshúa no son la misma persona, sino que Yahwéh es el Padre y Yahshúa es el Hijo, o Siervo Ungido, entonces empezamos a albergar serias dudas en cuanto a la honestidad teológica de estas personas. Porque cualquiera que lea esos pasajes sin prejuicios puede ver que contradicen radicalmente las teorías unitarias. 


Hitgalut- Apocalipsis

21: 22 No vi en ella templo, porque Yahweh El Shaday, y el Cordero, es el templo de ella. 23 La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna, para que resplandezcan en ella; porque la gloria de Yahweh la ilumina, y el Cordero es su lámpara. 24 Las naciones andarán a la luz de ella, y los reyes de la tierra llevan a ella su gloria. 25 Sus puertas nunca se cerrarán de día, pues allí no habrá noche. 26 Y llevarán a ella la gloria y la honra de las naciones. 27 Jamás entrará en ella cosa impura o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.



Esta escrito en la Torah

Devarim 6: 4

 Escucha, Yisrael: Yahweh es nuestro Elohim, Yahweh solamente. 5 Amarás a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón y con todo tu ser y con todas tus fuerzas.

Y nuestro Maestro, el Mashiaj nos enseño lo siguiente:

Mateo 22:36 “Rabí, ¿cuál es el mayor mandamiento de la Torah?” 37 Yahshúa le contestó. “Amarás a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente. 38 Este es el mayor y el principal mandamiento. 39 Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 En estos dos mandamientos se basa toda la Torah, y los profetas”.




Atte

Bet Tefilah -  Chile

domingo, 5 de enero de 2014

El poder de la bendición esta en nuestra boca. LASHON HARA - LA MALA LENGUA







El poder de la bendición esta en nuestra boca.
El hablar bien, es vivir bien.


Tehilim (Salmos) 34:13-14

¿Quién es el hombre que desea ver la vida, que ama los días para ver el bien?.Cuida tu lengua del mal y tus labios de hablar engaño" .


El sabio pregunta: ¿por qué fue destruido el Templo Sagrado? Porque las personas hablaron "Lashón hará" (comentarios dañinos sobre otras personas) unos de otros. Entonces, un gran sabio, declara que abstenerse de los chismes es la única y más efectiva manera de reparar el daño y traer así la Redención.

El habla es la herramienta de la creación - a través de ella podemos construir la vida de individuos y el mundo. Podemos alabar, alentar y dar seguridad a otros. Al hacer sentir a otros importantes, nosotros lo construimos, como si dijésemos: "tu existencia es necesaria". Esto es vigorizante.

Por otro lado, el habla también puede ser usada para destruir. Palabras como "tú no vales nada", borran la autoestima de una persona. Como dice el rey Shlomó: "la vida y la muerte están en manos de la lengua" (Proverbios 18:21). Son incontables los preceptos que puede realizar con el habla, así como los sufrimientos que podemos ocasionar si la utilizamos inadecuadamente. Podemos usar nuestra boca para conciliar a aquellos que se hallan en discordia, para enseñar a los demás a hacer el bien y a alejarse del mal y apegarse a la verdad. En los escritos se explica que el habla negativa es incluso peor que la espada, puesta que mata a muchas personas, incluso desde una gran distancia.

Más allá de la destrucción individual, todos nosotros hemos visto el poder del chisme - un rumor vicioso - que rompe relaciones personales, familias, e incluso comunidades enteras.

Por supuesto, así como la Toráh prohíbe hablar Lashón hará, también se nos prohíbe escucharla. Al escuchar una conversación negativa nosotros alimentamos el vicio y nos desensibilizamos del efecto que tiene en otros.

Muchas personas cometen el error de pensar que la prohibición de lashón hará - conversación negativa - se limita solamente a decir cosas falsas y mentiras. Pero eso no es así. Mentir es otra prohibición, expresada en Éxodo 20:13, 23:7.

Lashón Hará, es la prohibición de decir cualquier cosa negativa o despreciativa sobre otra persona - incluso cuando es verdad.

Frecuentemente, la Lashón hará se lo encierra en un armario de racionalizaciones. No importa si las palabras son dichas tácitamente o son sobreentendidas. Si el mensaje puede ser interpretado negativamente, entonces se está violando la prohibición de hablar Lashón hará.

Sé consciente de situaciones potenciales donde puede llegar a haber lashón hará y detenlas antes de que comiencen. Las reuniones entre amigos particularmente están llenas de chismes: "Oh, ¿has escuchado sobre tal y tal…?".

Se dice que el cuerpo humano fue construido para ayudar a la persona a abstenerse de hablar lashón hará. Mientras que los humanos tienen dos ojos, dos oídos y dos fosas nasales - tenemos sólo una boca como un recordatorio de que debemos minimizar nuestra conversación.



"El Poder del Habla"

Un hombre habló rumores sobre otra persona. Un tiempo después se arrepintió de lo que hizo, y fue al rabino a preguntarle cómo podía remediarlo. "Ve al negocio y compra una bolsa de semillas" - le dijo el rabino - "luego dirígete a un gran campo abierto y esparce las semillas al viento. Luego de hacer esto, regresa a mí en una semana".
El hombre hizo lo que le dijo el rabino y después de una semana regresó al mismo para saber cuál era el próximo paso a seguir. "Ahora" - dijo el rabino - "vuelve al campo y recoge todas las semillas". "Pero" - protestó el hombre - "aquellas semillas se han esparcido y han llegado a lugares remotos! Yo nunca podré encontrarlas todas. Muchas incluso han echado raíces!".
"Exactamente" - explicó el rabino - "ahora tú entiendes. Cuando nosotros hablamos mal sobre otra persona, el efecto es amplio y llega lejos. Y su daño nunca puede ser completamente remendado". Pues están con su mortal veneno han llegado lejos y han afectado a otras personas. Esto es lo fatal de hablar mal, la lashon hara es todo comentario mal intencionado, incluso aunque sea verdad. No debemos decir ningún tipo de cometario o alguna manifestación negativa en contra de alguien, pues de esta forma afectamos a otros. Debemos evitarlo. A primera vista solo trae malos ratos, luego amargura, maldición y muerte espiritual.


"La pluma es más fuerte que la espada...", y las palabras pueden causar más dolor que cualquier arma.


La Toráh dice que el dolor más grande en este mundo es la vergüenza. Aquel que avergüenza a otra persona y hace que se ruborice es juzgado como si hubiese derramado sangre. Y aquel que avergüenza a otra persona y hace que su cara se torne blanca y carente de sangre es comparado con un asesino.

Considera todos los pequeños comentarios que hacemos todo el tiempo a nuestros padres, esposos, compañeros de trabajo o a los hijos. Una palabra mal escogida, con enojo, puede causar un daño grande en la relación. Es por eso que el los sabios sugieren la fórmula para tener una vida larga y buena: No existe mejor consejo que el silencio.

Al darle una guía para un lenguaje adecuado al pueblo Santo, Hashem también nos ha dado un gran regalo - la llave para vivir en paz conjuntamente.

El lenguaje óptimo es la herramienta para prevenir y neutralizar el enojo, la amargura y la envidia que comúnmente existe entre la gente. El buen lenguaje implica amor, bondad y armonía, que unen al pueblo de Israel unos con los otros y finalmente con Hashem.

Aprender a usar este lenguaje "kasher" es una inversión que vale mucho. Los beneficios para uno y para los demás hacen que el lenguaje "kasher" sea una ganancia completa.

"Imagínate a una persona caminando por la playa y de repente sale una ola que deja muchos diamantes en la costa". "¿Acaso tal persona -aunque fuera millonaria- se detendría de recoger los diamantes porque son demasiados para cargar?" "Es igual con el hablar bien". "Nada más porque es muy difícil cuidarse de no hablar Lashon Hara no vas a tratar de hacer lo posible"? "El Midrash dice que por cada momento que la persona habla correctamente le cae una luz tan preciosa que ni siquiera los ángeles lo entienden".

Si yo le pusiera en una bandeja una pierna de cerdo sabiendo que esto no es un animal kosher y apto para comer por la Torah, ud. Lo aceptaría, verdad que NO, por obediencia, por cuidado etc.

Y si yo el pusiera en otra bandeja un mal comentario sobre algo o alguien, que haría ud. Quizás la respuesta no seria la mismo, pues generalmente siempre caímos aceptado este tipo de comentarios dañinos, porque quien habla la lashon hara puede ser hermano, un amigo etc.


PERO UN VERDADERO JUDIO, ES AQUEL QUE CAMINA EN VERDAD Y JUSTICIA, Y NO TRANZA CON LA LASHON HARA Y LA MENTIRA, NO ACEPTA ESTO DE NADIE, PUES NO SE CORROMPE Y NO CORROMPE A NADIE, PUES CAMINA EN INTEGRIDAD DE CORAZÓN.



LAS DIFERENTES LEYES SOBRE LA LASHON HARA (CALUMNIA)


La Torah establece

“No andarás difamando entre tu pueblo” (levítico 19:16)

Un difamador es aquella persona que donde va repite “escuche esto o aquello sobre este u aquel u otra persona, incluso si lo que dice es cierto, transgrede el mandamiento, cuantas veces hemos transgredido por comentar algo sobre alguien o por escuchar un mal comentario sobre fulano. Los sabios dicen que por eso viene la destrucción y el espíritu del tal se corrompió pues ya no hay verdad en el.

La habladuría es un gran pecado y hasta puede ser causa de derramamiento de sangre (literalmente, y figuradamente muerte espiritual, corte), y es por eso, que este precepto esta seguido inmediatamente por el de “No permanecerás ocioso ante la sangre de tu prójimo”.

Hay un pecado mas grave aun que esta incluido es esta prohibición y que es la calumnia, lashon hara, que se refiere a la persona que desacredita a otra, diciendo cosas desfavorables de ella, incluso si estas son verdaderas. El que difunde falsedades es llamado propagador de rumores perversos, maliciosos y falsos, es decir es un corrupto. El es considerado el mas bajo de los bajos, “un leproso moral”

Otra historia parecida a la anterior relata lo siguiente:

Un relato cuenta que un hombre difamaba a su rabino, y propagaba malicias sobre el, Un día sintió remordimientos por lo que hacia y visito al Rabino para pedirle perdón. El hombre le señalo que esta dispuesto hacer lo que fuera necesario para compensar el mal que le había causado. El Rabí le dijo toma varias almohadas de plumas de tu hogar, las cortaras y las esparcirás al viento, aunque era un pedido extraño por parte del rabino, fue simple el hacerlo por parte del hombre.

Cuando hizo lo que se le había pedido, regreso para informarle al Rabino. Ahora, le dijo el rabino, anda y recoge todas las plumas. Porque a pesar de tu remordimiento, obviamente sincero y de tu voluntad de reparar el mal que habías hecho, es tan imposible reparar el daño causado por tus palabras, como el poder recobrar todas las plumas que desparramaste al viento.

Cuantas veces hemos llegado a algún lugar, y en ves de proceder con honestidad y transparencia, que es legalmente correcto, solo lo hacemos perjudicando concientemente y maliciosamente a otros para caer bien. Esa actitud la motiva un perverso corazón, y siempre quienes hacen esto, son las personas que dicen que van de frente por la vida, y con esto demuestran su cobardía.

La persona que sin protestar escucha una lengua viperina, tiene un carácter moral de más bajo nivel que el dueño de la mala lengua. Si no fuera por los que están dispuestos a escuchar, no se causaría ningún daño.

* Hacer observaciones maliciosas o entregarse a habladurías indecentes, no con un propósito malévolo sino con ligereza, al estilo de “estoy bromeando solamente, o es que así yo soy”, raya en la categoría de una persona con mala lengua, es decir un malvado.

La persona que insiste en alabar a otra persona en presencia de los enemigos de esta última, estimulándolos a responder con críticas y enumeración de defectos de aquella, no causa ningún bien, sino que por el contrario, produce únicamente DAÑO.

* Cuatro clase de personas no son dignas de la presencia de de Elohim (es decir Hashem no esta en sus vidas) OCIOSOS, LISONJEROS FALSOS, MENTIROSOS Y AQUELLOS QUE HABLAN TODO TIPO DE LASHON HARA.

* Esta prohibido tomar venganza. Esto constituye una violación a la Torah, que dice: No te vengaras (Lev 19:18). Nuestros maestros nos aconsejan que si alguien esta poseído por un poderoso deseo de venganza, deba buscar acrecentar sus propias cualidades buenas para apaciguar ese mal deseo. Ha de dejar que esa sea su venganza, agregaron, ya que seguramente su enemigo se sentirá molesto escuchando como son ensalzadas sus virtudes y su buen nombre es propagado. Por el otros lado, si se recurre a alas mala acciones, el enemigo se regocijara ante la vergüenza y el desacredito que se causa a si mismo, y de esa manera encontrara el otros su venganza.

• Esta prohibido alimentar el rencor. También esto es una transgresión de la Torah: Ni guardaras rencor. (lev 19:18).

• Esta prohibido maldecir a otra persona de cualquier forma y lenguaje.

• Esta prohibido perjudicar a alguien con palabras (insultar, causar angustia o dolor). Perjudicar con palabras es un pecado mas grave aun que perjudicar alguien con dinero, porque esto ultimo puede ser reparado (puede indemnizarse), y lo primero NO, lo ultimo va contra las posesiones de una persona, lo primero esta dirigido contra la persona misma. La Torah establece: Y no engañé ninguno a su prójimo, sino temed a vuestro Elohim. (Lev. 25:17).

Es decir si hablamos de cualquier forma en contra de alguien, es porque no tenemos temor de Elohim. Se revela lo que hay en el corazón, y nuestro destino, si no hay verdadero arrepentimiento (tshuva).

• “Perjudicar con palabras”, incluye también cualquier declaración que pueda causar DOLOR O PENA a otro; cualquior comentario que pueda herir a otros trayéndole recuerdos desagradables del pasado; o que pueda ser insultante o embarazoso para la persona que lo escucha.


• Esta prohibido llamar a alguien con un sobre nombre ofensivo, incluso si la persona a la cual va dirigido esta ya acostumbrada a escucharlo, y no se siente molesta por ellos, en tanto que el que lo usa ha tenido la intención de avergonzar al otro y de poner énfasis deliberadamente en el significado despreciativo de ese sobrenombre.

• Esta prohibido avergonzar a otra persona sea niño o adulto, ya que por medio palabras o actos, tanto en privado y muy especialmente en publico. No se puede llamar a una persona por un nombre que lo avergüence, o decir cosas que puedan abochornarlo delante de los demás. De esas acciones esta dicho: “El que avergüenza a otro en publico, es como si hubiera derramado sangre”. Y que “El que expone a una persona a la vergüenza publica o al ridículo, NO PARTICIPARA DEL MUNDO POR VENIR.

• Esta prohibido “ROBAR” en la forma que sea, incluso robándole los pensamientos a otros. Es decir engañar a otra persona incluso en asuntos que no tengan que ver con dinero. Algunos ejemplos de No robar son los siguientes;

1.- una persona no debe insistir que su amigo coma con el, con el propósito de poner a prueba su amistad, cuando sabe que su amigo no puede o no quiere aceptar si invitación.

2.- una persona no puede ofrecer un obsequio sabiendo de antemano que no será aceptado.

3.- o apropiándonos de algo de forma ilegal, como por ejemplo copiar un libro sin autorización del dueño o trasgrediendo los derechos de autor etc.


• El corazón y la boca del hombre deben ser uno mismo, una persona no debe hablar de una manera y pensar de otra muy diferente; ÉSTO ES HIPOCRESÍA.

• Del versículo “tendréis medidas justas” (Lev. 19:36), los sabios llegaron a la conclusión deque el SI, de un hombre deber ser SI, y su NO, debe ser un No. Es decir, debe ser un hombre de palabra. Una persona debe cumplir con su palabra inclusive cuando esta no fue dada en forma de juramento o promesa. El que NO lo hace, carece de integridad, y el espíritu de los sabios se entristece ante tal conducta, que en nada representa a Elohim.

De ese modo, una persona que dice aun amigo que tiene la intención de hacerle un obsequio y no lo hace, carece de integridad. Esto es así cuando el beneficiario potencial tomo la promesa al pie de la letra u creo que lo recibiría.

Si la promesa de un obsequio fue hecha a un a persona pobre, ya sea de un obsequio importante o de uno sin valor, sea que el hombre pobre piense que lo ha de recibir y tomo la promesa en serio o no, el benefactor no puede desdecirse de su promesa. Una declaración hecha aun hombre pobre adquiere el status de u voto, respecto al cual la Torah nos enseña que “Los que salga de tus labios, lo cumplirás”
(Devarim 23:24).

El versículo: “El que habla verdad en su corazón” (Tehilim 15:2), nos enseña un nivel aun mas elevado de virtud ética. En todos los asuntos que surgen entre un hombre y sus semejantes, se deben cumplir incluso las decisiones tomadas en fuero interno. Si una persona decide en su corazón realizar una contribución caritativa, esta obligado a cumplirla de acuerdo a la decisión que adopto por si mismo, aun cuando no haya pronunciado ninguna palabra de promesa.





La saludo espiritual dependerá de cómo actuamos con nuestro prójimo, y sobre todo de cómo hablamos sobre el.



BARUJ HASHEM, QUE EL NOS OTORGE CADA DIA UN HABLAR DE BENDICION.


Atte
Moreh Yosef
Que Adonai les bendiga.
Bibliografía sobre, la bendición e tu boca, y leyes diversas sonbre la calumnia.